A los 20.

Te preguntas que hacer con el número 20?

Pues enamórate.
Enamórate de la vida, hace 20 años no ibas a llegar...Pero llegaste.
Enamórate del aire, que dentro de 20 años no será el mismo.
Enamórate de la gente, que ellos te amoldarán, te harán caer, te llevarán... Te enseñaran.

Enamórate del viaje, toma un bus adonde el viento te dirija. Lleva contigo el 'playlist' que siempre recordarás, el que canción a canción te hará recordar el aire del lugar, su gente y quien sonríe a tu lado en el asiento. No lleves libros, deja el celular en tu casa o apágalo, lleva pocas maletas pero muchas bolsas, recoge de camino lo que encuentres pero no te lleves nada de regreso, no lleves tu cámara y si lo haces toma la fotografía de tu vida.

Enamórate por primera vez, pero antes de eso... Enamora a alguien más, rompe el corazón de más de 1 persona y no más 3, empata al Karma y cuando el llegue a tu puerta dirás: "Así se siente." Enamórate perdidamente, no se si por el resto de tu vida, pero al menos lo recordarás el resto de ella. No hay manual para el amor, creo yo; al menos los sabios y los editoriales nos lo recomiendan pero nadie será sabio en tu corazón. Enamórate de el.

Enamórate por un día de un extraño, bésalo. No le des tu número ni lo busques en Internet, escríbele una nota con un "Besa con amor a alguien más." y sigue tu camino.

Enamórate de un artista: un escritor que te haga llorar o reír con al menos uno de sus libros; enamórate de un cantante o un grupo musical de trova, jazz, reggae, el que más gustes, no te enamores de su música sino de su forma de cantarte, de sus canciones aquellas te puedan hacer reír o llorar. Enamórate de un pintor, algún día tendrás una pared vacía donde colgar un recuadro en tu casa o habitación. Enamórate del arte.

Enamórate de aprender, sólo de aquello que te haga tener una chispa en los ojos, de los temas que te emocionen. Aprende a contarlos.

Enamórate de los sueños, no sueñes todo lo que se ocurra. Dibuja tus sueños, no sólo los sueñes.

Enamórate una vez en la vida de una situación extraña, de un recuerdo, de un sentimiento, de un olor, de una caricia... Enamórate de un momento, no abraces lo suficiente ni beses a regaña dientes.

Enamórate de caminar, y si no puedes camina con tus sentidos. Haz un recorrido.

Enamórate de ti, que durante 20 y tantos años más tendrás que hacerte compañía.