La prima de Luis murió de amor

La prima de Luis murió de amor: 3

Escritorio nuevo, una ducha fría y obtengo un escritorio nuevo. ¿Quién lo diría?

Un lápiz, una computadora empolvada a mi lado, con costos  conozco los programas que contenga, mi libreta de apuntes y listas, y una bolsa. Mi almuerzo.

Desde mi primera entrevista, el Jefe en Redacción me dijo que tenía madera para redactar sucesos. No era lo que Beto y yo teníamos en mente para nuestro futuro, pero al menos podría relatar aquello que lograba mover a cualquiera, la incertidumbre.

Como ha de ser el primer día, mi Jefe aún no ha encargado ninguna nota.