La prima de Luis murió de amor

La prima de Luis murió de amor: 4

A mi quinto día, el pantalón me aprieta y el hambre me ahoga. El fin de mes lo veo inalcanzable y tendré que cubrir el día de mi primo Josué en la pulpería de doña Meche. Siempre pensé que esto de ser periodista de sucesos era agotador, pero ahora que lo pienso es más agotador tener casi un día completo sin hacer nada, cinco días seguidos, todos me miran, las manos me sudan…

 

           ¿Eugenia?

           ¿Eugeniaaa?

           ¿ Alguien ha visto a esta muchacha, Eugeniaaaaa?

          Aquí estás Eugenia, te he estado llamando. Mirá, que el Doctor Wilson, el de la casa blanca aquella esquinera por el parque, nos tiene mas detalles del muerto atropellado. ¿Podés ir y hacerle un par de preguntas a ver si acaso y el otro periódico no se nos va arriba? Preguntale todo lo que podás, pero no muchas preguntas y tampoco seguidas, que el Doctor se aturde y ya luego no lo quiero ver encamotado conmigo que tengo periodistas apenas para el gastico. ¿Entendiste? Andate con Juan,

 

 

Pero hagale a ver, que la nota no se escribe sola.