Me imagino el aire

Me imagino el aire, rodeándote, rodeándome.

 

Te imagino a vos, sentado en aquella vieja silla.

Sin zapatos.

Con el corazón desnudo y las manos en espera.

 

Imagino el cuarto, oscuro, donde la luz roza con un beso suave tu rostro;

iluminando tus pestañas, dejando asombrarme con tu mirada.

 

Me imagino tu latir,

y la sangre que recorres conquistando cada escalofrío en mí.

 

Me asustas,

porque te veo solo en aquella oscuridad y solo puedo pensar en ti. No en mí, en nadie más.

 

Me imagino tus sueños, junto a los míos.

Cumpliendo su curso, llevando el bote en alta mar.

 

Te imagino, con las vestiduras rasgadas, casi suplicándome un abrigo con mis manos.

 

Me imagino tu miedo al verte solo.

 

Te imagino,

 

Me imagino al aire, rodeándote, rodeándonos.